Recién Nacidos

Los reportajes de recién nacido tienen que ser una experiencia preciosa e inolvidable para toda la familia. Al menos así les concibo yo. Entiendo que es la manera más bonita de recibir al nuevo miembro de la familia y presentarle a todo el mundo!!

Si sois papás primerizos o si no habéis visto nunca una sesión así, no os preocupéis, que os cuento cómo transcurre todo.

Siempre hacemos la sesión en nuestro estudio de la Avenida de Segovia número 4, en el barrio de las Delicias. Aquí tengo todo mi material para poder realizar el reportaje perfectamente y con todas las comodidades para vosotros. La sesión dura de 4 a 5 horas pero no os asustéis, no todo el rato estamos haciendo fotos del bebé. Los peques tienen sus ritmos propios y lleva su tiempo conocer qué les gusta y qué no. La paciencia es el mejor aliado en la fotografía de bebés y aquí no hay horarios cerrados.

Lo normal es que el bebé haga una toma en el estudio nada más llegar, por lo que la sesión empieza pronto, sobre las 10 de la mañana. Así estará tranquilo y sin hambre.

El estudio siempre está acondicionado para el confort de nuestro bebé a una temperatura adecuada aunque los mayores pasemos un poco de calor (venid con ropa cómoda, lo agradeceréis). Las fotos siempre se realizan con el bebé profundamente dormido. Así logramos poder posicionarle como queremos y la luz no le hace ningún daño. Vosotros, papás, podéis descansar en el estudio y disfrutar viéndome trabajar con vuestro bebé mientras os bebéis un café o tomáis unas pastas.

Podéis ver en todo momento la evolución de la sesión, las poses, cómo preparamos cada foto, el atrezzo, los cambios de escenario… Os aseguro que os encantará y os sorprenderá ver todo el trabajo que hay detrás de una sesión así. También habrá momentos en los que el bebé se despierte, haya que cambiarle, suele pedir otra toma a mitad de la mañana, etc. Vais a colaborar a que la sesión sea perfecta. Es un trabajo de equipo!!

Mis fotos se caracterizan por la calidez. Intento volcar en ellas todo el cariño y la implicación que siento en cada sesión con el peque y con vosotros. El atrezzo que utilizo es sencillo y especialmente diseñado para las sesiones de newborn. 

La sesión de newborn termina con unas fotos muy especiales. Solemos (si vosotros queréis) hacer unas fotos “piel con piel”. En ellas podéis disfrutar de un recuerdo del calor que sentís cuando estáis en la intimidad de vuestro hogar. Papás y bebé unidos de la manera más bonita. Aún no habíamos hablado de ellos, pero por descontado que durante la sesión hay tiempo para hacer fotos con sus hermanitos mayores. Ningún miembro de la familia se puede quedar sin su recuerdo especial. 

Al terminar la sesión de recién nacido y una vez que haya finalizado todo el trabajo de retoque fotográfico, os llevaréis a casa vuestro mejor recuerdo; una preciosa cajita de madera con un usb con todas las fotos y 16 fotos impresas en papel de algodón o un precioso álbum (según lo que hayáis contratado).

¿Os gustaría pasaros por el estudio para que nos conozcamos y que podáis ver en primera persona todo lo que os he contado? O a lo mejor estáis interesados en regalar una sesión para alguien muy cercano y especial para vosotros. De ser así, tened por seguro que acertareis con el regalo. En cualquier caso estaré encantada de recibiros.

Lo mejor para ello es que pidáis cita a través de la zona de contacto,