Comunión

Los padres de los chavales en edad de hacer su reportaje de comunión soléis tener un mar de dudas. Mi intención es que todo os resulte bastante más sencillo.

Empecemos por lo más sencillo; el reportaje de comunión tiene que reflejar la felicidad de vuestro hijo. No le demos más vueltas. Si el niño o la niña no están felices, nuestro trabajo no estará bien hecho. Tenemos que entender qué pasa por la cabeza de un niño o niña de esa edad. Están en una etapa dura de su vida de preadolescencia, se han preparado en la catequesis para un evento muy especial para ellos y van a estar rodeados de sus amigos. Es un auténtico torbellino de emociones el que pasa por sus cabezas así que lo primero que tenemos que hacer padres y fotógrafos es darles toda la confianza del mundo.

Ahora es el momento de enseñaros nuestro trabajo con los chavales. Ésta es una muestra de los reportajes de comunión que hemos hecho el año pasado por todo Valladolid.

A la hora de contratar la sesión de comunión tenéis que tener en cuenta varios puntos:
          – ¿Queréis hacer fotos sólo de estudio o también en exteriores?
          – ¿Vais a necesitar recordatorios para el día de la comunión?
          – Vais a querer un álbum completo del reportaje?

La primera elección que tenéis que hacer es decidir si queréis un reportaje de comunión únicamente en el estudio, únicamente en exteriores o en ambos sitios. Nosotros ofrecemos las tres opciones: Podéis tener una sesión en el estudio para tener material para confeccionar los recordatorios de comunión. Podéis tener un reportaje de exteriores si no tenéis planeado realizar los recordatorios o si queréis entregarlos después del día de la comunión o podéis realizar ambos reportajes.

Si vais a dar recordatorios el propio día de la comunión, tenéis que hacer la sesión de estudio. Lo normal es programarla cuando ya tengáis en casa el traje o el vestido. La sesión se hace en nuestro estudio de la Avenida de Segovia, 4 y dura una media hora aproximadamente. En la sesión ponemos música para que estemos todos relajados (la que elija vuestro hijo o hija) y hacemos fotos en los distintos escenarios que tenemos preparados. Estos escenarios los vamos diseñando desde el año anterior. Cuidamos toda la escenografía que acompañará a los chavales. Al terminar la sesión de fotos de comunión podemos hacer unas fotos con el resto de la familia. No queremos que nadie se quede sin su bonito recuerdo.

A lo mejor vuestra elección es hacer el reportaje de comunión de vuestro hijo o hija únicamente en exteriores. Cada año más padres eligen no dar recordatorios de comunión o todo lo contrario!! Hay padres que anticipan todo para poder enseñar el álbum de comunión durante el banquete y dar los recordatorios con una foto de la sesión de exteriores. En este caso, la haríamos antes del día de la comunión más o menos con una antelación de un mes y medio para poder llegar a tiempo a que tuvierais todo para ese día.

Si éste es vuestro caso, sabed que nuestra prioridad es que el traje o el vestido de comunión son nuestra prioridad a la hora de hacer las fotos. No podemos permitirnos que se manchen o que rompan algo con lo que recomendamos siempre hacer las fotos en sitios que no supongan un peligro.

Por último tenemos la opción de hacer el reportaje de comunión completo, con sesión en el estudio y en exteriores. Así, podéis tener la tranquilidad de realizar las fotos para el recordatorio en el estudio, poder tenerlos para repartirlos el día de la comunión y después de que haya pasado incluso el Corpus y se hayan puesto de nuevo su traje o su vestido, hacer las fotos de exteriores sin miedo a que algo se manche.

Nos encantaría recibiros en nuestro estudio para enseñaros todo nuestro trabajo, cómo quedan los álbumes de comunión, los distintos acabados, los recordatorios. Charlando un ratito nos podremos conocer mejor y vuestro hijo podrá tener más confianza a la hora de hacer las fotos.

Por favor, contactad con nosotros para pedir una cita previa y que os podamos informar de todo. Estaremos encantados de recibiros.