Embarazo

Una sesión de embarazo es el mejor regalo que puedes hacerte cuando estás pasando por una de las etapas más maravillosas en tu vida como mujer.

Aunque sean tiempos de muchos nervios por la inminente llegada de un miembro más a la familia, el embarazo es el periodo más bonito de tu vida antes de la llegada del bebé. No voy a negarte que también tiene sus más y sus menos. Yo misma he pasado por ello y sé perfectamente cuáles son las dos caras de esa moneda. Con todo y con eso, es algo irrepetible y por ello merece ser recordado siempre como se merece, con un reportaje de embarazo único.

Empecemos por el principio, por el momento de hacerla. Si me preguntas cuándo es el mejor momento siempre digo lo mismo: En cuanto la tripita sea lo suficientemente grande como para que sea bien visible, pero sin que suponga una incomodidad. Lo normal es hacer la sesión entre las 28 y las 30 semanas de gestación. Como cada una tenemos un cuerpo distinto, puede hacerse tanto un poco antes como un poco después en función de nuestra constitución.

Ya sabemos cuándo, así que hay que elegir el dónde. Nosotros os proponemos dos tipos de sesiones de embarazo muy diferentes; en el exterior o en el estudio. ¿Qué ventajas tienen cada una? Ahora te las explico.

La sesión de embarazo en el estudio es una sesión que se puede hacer en cualquier momento ya que no dependemos de la climatología. Además es más íntimo y puedes tener toda la confianza si te atreves a hacerte unas fotos más atrevidas que resalten tu feminidad.

El reportaje en el exterior como es lógico lo tenemos que hacer cuando el clima sea más benévolo. Entre primavera y otoño es la época ideal para hacerlos. Siempre os damos a elegir entre unos cuantos lugares que conocemos que son muy discretos para que nadie nos moleste en la sesión. Elijáis el lugar que elijáis, el resultado es increíble. 

Disponemos de tules y vestidos para realizar la sesión con ellos y que estés siempre divina. Ya sea en el estudio o fuera, la intención es que te veas espectacular. ¿Y los posibles complejos que puedas tener por verte con tripita? Se van a esfumar todos cuando te veas en las fotos!! El embarazo es una etapa increíblemente maravillosa y cualquier mujer puede tener su recuerdo más bonito de esos meses vista una talla u otra. Te vas a sentir muy femenina y muy orgullosa de ser mujer.

Por supuesto, el resto de la familia tiene que tener su protagonismo. Papá y los hermanos mayores pueden compartir la sesión contigo y disfrutar de un recuerdo de familia precioso.

Conmigo puedes tener, además, la confianza para que te asesore sobre el vestuario, complementos (nos encantan las flores), maquillaje, etc. Mi misión es conseguir que te veas radiante y hacer que este recuerdo dure para siempre. Si confías en mi trabajo te aseguro que no te arrepentirás.

¿Cómo damos forma a tu reportaje de embarazo? Pues con unas fotos impresas en papel de algodón (es un papel especial que imita a los papeles fotográficos antiguos, perfecto para este tipo de fotos) además de tus fotos en formato digital.

¿Qué tal si combinas tu sesión de embarazo con una sesión de recién nacido para el peque? Es la combinación perfecta. ¿Te atreves a tener unos recuerdos imborrables para el resto de tu vida?

Me encantaría que te pasaras por el estudio para que nos conozcamos. Así podré enseñarte en persona todo lo que podemos hacer en la sesión.